Javier Sesma, delegado de Boluda Lines en Dakar y su labor humanitaria

2015-11-25T11:11:44+00:0007/01/2013|Noticias|

Colabora con la Pouponnière de Dakar, un hogar para bebés abandonados.

El Delegado de Boluda Lines en Dakar (Senegal) desempeña, desde su llegada al país africano, una gran labor humanitaria colaborando con el orfanato La Pouponnière.

La Pouponnière de Dakar es de esas instituciones que emocionan cuando la conoces por dentro. Su objetivo es acoger a bebés cuyas madres mueren en el parto y las familias no se pueden ocupar. Otros, son bebés abandonados. Al cumplir un año los bebés vuelven con sus familias, van en adopción o  pasan a centros u hogares como Aldeas Infantiles, Sos Village, o Nuevo Futuro. Normalmento son más de 80 los bebés acogidos en La Pouponnière.

La Pouponnière de Dakar se fundó en 1955 por la Hermanas Franciscanas Misioneras de María, dirigida por Sor Justina de Miguel, religiosa aragonesa que lleva casi 40 años entregada en cuerpo y alma a este centro. Su objetivo principal inicial era completar el trabajo que los servicios hospitalarios no eran capaces de llevar a cabo. Más adelante surgió una necesidad aún más urgente, acoger a los bebés cuyas madres acababan de morir, esta frecuente situación complica aún más la supervivencia del niño por las dificultades materiales, la falta de higiene y por los tabúes y costumbres que no están a favor de mantener con vida a niños sólos.

Desde el año 2008, la ONG Nuevo futuro tiene un hogar de acogida de niños en Dakar. Javier Sesma pertenece a la Junta Directiv del centro por lo que, además de las reuniones y las decisiones del Consejo, acude un par de veces por semana al centro para jugar con los niños, controlar el hogar y prestar cuanta ayuda es necesaria.

noticia7113