Seis remolcadores de Boluda de la base de Saint Nazaire asisten al “Harmony of the Seas”, el crucero más grande del mundo

Realizará pruebas de mar durante tres días.

Seis remolcadores de la flota que Boluda tiene en el puerto francés de Saint Nazaire asistieron la pasada semana al crucero “Harmony of the Seas”, que realizaba sus pruebas de mar.

Las dimensiones de este gigante son realmente impresionantes, 362 metroS de eslora, 66 de manga y una altura de 72 metros, un edificio de 20 plantas; el “Harmony of the Seas” podrá embarcar 5.497 personas en sus 2.747 camarotes. Una construcción que ha durado 4 años, encargada por el armador americano RCCL.

La maniobra es técnicamente muy complicada porque hay que revirar el crucero en un espacio reducido, en su salida marcha atrás del muelle de armamento, propulsado por sus propios motores y asistido por los remolcadores. “No hay espacio para la improvisación”, precisa Arnaud Tiseront, responsable de operaciones de Boluda en el puerto de Nantes-Saint Nazaire, “será necesario una excelente coordinación con los prácticos que se encuentran a bordo, esta es una de las claves del éxito de una operación con un gigante de estas dimensiones. Las corrientes y el viento también deberán ser escrutados de cerca”.

Finalmente el enorme buque comienza a moverse despacio y abandona progresivamente el puerto. En ese momento 5 remolcadores lo dejan sólo y sus movimientos quedan vigilados únicamente por un solo remolcador, el VB Pouliguen. “Una maniobra perfecta y bien preparada”, afirma Eric Autin, patrón del VB Pouliguen, “es un éxito para el astillero y para nosotros mismos”.

 

Previous Image
Next Image

info heading

info content